RECLAMOS POR FRECUENCIAS DE COLECTIVOS EN COLONIA AVELLANEDA

Las quejas y opiniones en redes sociales se multiplican. Desde el lunes, al incorporar nuevos rubros en las actividades habilitadas en cuarentena, también se amplió la cantidad de personas que viajan en el transporte de pasajeros. Las frecuencias no alcanzan a cubrir la demanda.
colectivos3

Los vecinos se manifiestan disconformes con el funcionamiento dispuesto para el transporte público. 

Ya desde temprano, la primer parada de la línea 22 parte con más de 20 o 30 pasajeros y tienen esperas de hasta 40 minutos para acceder al servicio.

Antes de la cuarentena, el servicio prestado por ERSA SA ya era deficiente, ahora, con la caída de pasajes, distanciamiento de horarios, la ya acostumbrada falta de pago al personal, el servicio se encuentra al límite.

Así lo manifestaron vecinos de Colonia Avellaneda en las redes sociales. Por ahora no se avizora una resolución a esta situación, que por el contexto dado, queda aún más agravada.

Uno de los posteos pone de manifiesto que "vamos a trabajar, no estamos paseando. Por el bien de todos, que aumente la frecuencia". También puso de manifiesto que en las paradas siguientes, hubo usuarios que no puedieron acceder al servicio, ya que la unidad en circulación iba al límite con los pasajeros permitidos.

Otro de los posteos pone el acento en el caos que se genera a la hora de esperar el colectivo durante tanto tiempo y los riesgos que pueden generar en los usuarios. También reclama con urgencia mayores frecuencias en la línea.

Te puede interesar