...UN MES DESPUÉS

La Municipalidad de Colonia Avellaneda finalmente autorizó este martes la salida de esparcimiento a 500 metros de los domicilios, un mes después de que la Provincia lo haya habilitado. Irónicamente, desde este lunes, el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio ya no rige en la provincia de Entre Ríos.
DSC_0090

El Fiscal de Estado Rodriguez Signes durante la tarde noche del lunes puso en conocimiento de todos los entrerrianos, que el decreto nacional firmado por el presidente Alberto Fernández, sacaba a la provincia de Entre Ríos del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, para entrar en la fase del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio.

Esto significa, según el Fiscal de Estado, que ya no existe la obligación de quedarse en los domicilios aislados, sino que la regla es ya la libre circulación, aunque con ciertas restricciones.

Sin embargo, recién un mes después de habilitadas las salidas recreativas en la provincia, el Municipio de Colonia Avellaneda firmó la autorización para realizar las mismas. Las habilitaciones son las ya conocidas hace 30 días por la provincia. A 500 metros, por una hora, salidas diurnas, sin utilización de espacios comunes. Lo distinto que le suma el Municipio, según informó a un medio local el Secretario de Gobierno, Lionel Tavares, es la obligación de ir a solicitar personalmente el permiso a las oficinas municipales.

Las medidas parecen legislar sobre lo abstracto, ya que se toman en el marco del Aislamiento que ya no corre provincialmente. Según afirmó el Fiscal de Estado, el decreto nacional establece "la posibilidad de circular dentro de determinados límites geográficos y dadas ciertas condiciones denominadas reglas de conducta. Esa es la gran diferenciación que establece el decreto como norma general". Dicho esto, explicó que "significa que las personas pueden circular con determinadas condiciones. Por ejemplo, no se pueden hacer reuniones (eventos) sociales y las familiares tienen que tener hasta 10 personas, no se puede concurrir espacios públicos donde hay más de 10 personas, hay que guardar determinadas distancias de dos metros, hay que utilizar barbijos en los lugares donde es compartido por muchas personas".

Por tanto, los vecinos de Colonia Avellaneda van a seguir sin saber qué es lo correcto y autorizado, ya que una norma nacional es superior a normas locales, y las palabras de las autoridades provinciales llevan sólo a mayor confusión.

Te puede interesar