Y QUE EL MERCADO LO ARREGLE

Alberto Fernández dio marcha atrás con la medida de salvataje a la empresa Vicentín. Los impedimentos que puso el juez interviniente para que el Estado se haga responsable de la empresa, hicieron que el Presidente se arrepienta de la decisión tomada y dejará que sea el mercado quien se resuelva.
vicentin-1200x640
vicentin-1200x640

"Íbamos a terminar metidos en una empresa salvándoles las papas a los directivos y accionistas de la empresa", por eso mejor se transforme en una empresa autonóma, remarcó el Presidente.

El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que lo que pretendía el Gobierno nacional cuando dispuso la intervención de la empresa Vicentin era "rescatar a una empresa" importante en el mercado cerealero, "no a los directivos", pero nos dimos cuenta que "íbamos a terminar metidos en una empresa salvándoles las papas a los directivos y accionistas de la empresa", por eso mejor se transforme en una empresa autonóma, remarcó en declaraciones a El Destape radio.

Fernández aseguró que se intentó "rescatar una empresa para servicio de la Argentina", pero no estatizarla."Estatizar deudas privadas no, rescatar una empresa para servicio de la Argentina, sí", dijo el mandatario, y añadió que la posición de su Gobierno es "no salvar accionistas" ni "avalar el desfalco" de una empresa.

Te puede interesar