TURISMO: EL TRANSPORTE DE LARGA DISTANCIA YA TIENE SU PROTOCOLO

De cara a la reactivación de la actividad turística el transporte de larga distancia ya cuenta con el protocolo nacional para funcionar. Se estima que volverán a circular en octubre.
micros_larga_distancia.jpg_1902800913

Días atrás la secretaria de Promoción Turística de la Nación, Yanina Martínez, aseguró que habría temporada de verano 2020-2021 ya que se están elaborando protocolos para unificar ciertas actividades en todo el territorio nacional. En ese sentido se conoció que el transporte de pasajeros de larga distancia ya cuenta con protocolo aprobado, pero las empresas deberán aguardar hasta por lo menos octubre para retomar la actividad.

Según la Cámara Empresaria de Transporte de Larga Distancia en Argentina existen unos 15.000 micros de larga distancia que recorren 1.600 destinos del país. La actividad ocupa a unos 18.000 trabajadores y trabajadoras en más de 100 empresas y además genera unos 5000 puestos de trabajo en forma indirecta.

Debido a la pandemia el transporte de pasajeros de larga distancia lleva 155 días sin funcionar y según estimaciones de la entidad se pierden alrededor de 100 millones de pesos por día. La crisis se atenuó en agosto gracias a las ayudas del Estado, que incluyeron ATP, IFE y créditos blandos para pagar salarios hasta que vuelva la actividad y un subsidio directo de 500 millones de pesos a las empresas.

¿En qué consiste el protocolo?

El protocolo para reanudar la actividad del transporte de pasajeros de larga distancia fue elaborado conjuntamente por el sector privado y los ministerios de Transporte, Salud y Turismo y Deportes de la Nación. En él se establecen normas unificadas que las empresas deberán cumplir en todo el territorio nacional. 

Se trata de cuatro capítulos referidos a la prevención en las empresas, en las terminales, en el interior de los micros y sobre las conductas de los pasajeros. Las medidas disponen el uso de tapabocas en forma permanente, una adecuada ventilación de las unidades (sin la circulación de aire) y un distanciamiento de 1,5 metros entre grupos íntimos de pasajeros.

Además, se prevé que haya recipientes con alcohol en gel y con agua para la constante higienización de manos y objetos; la eliminación del catering a bordo y  también de la provisión de mantas, almohadones y auriculares.

 

 

 

Te puede interesar