EL RESTO DEL PAÍS ESPERA

Así definió Alberto Fernández la desigual situación que existe en Argentina entre la gran ciudad de Buenos Aires y el resto de las provincias. Llamó a revertir la lógica y que pensemos un país con desarrollo en todo el territorio. El marco de sus palabras fue la celebración de un acuerdo con Chaco
5f4ea11373c40_1004x565

El presidente Alberto Fernández reafirmó que "la Argentina central, que tiene dos periferias, al norte y a sur del país, no se puede tolerar más", al encabezar la firma de convenios con el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich.

Los convenios firmados tienen por objetivo la ampliación de la red de fibra óptica para llegar con el servicio de Internet a otros 23.000 chaqueños, obras de acceso al puerto de Barranqueras, el traslado del dominio de la nación a la provincia de 3.960 hectáreas para la urbanización del ex Campo de Tiro y la construcción 101 viviendas en el barrio Toba, ambos en Resistencia.

En ese sentido, el mandatario recordó que "el sistema que se ha construido en la Argentina hace mucho más difícil todo ese esfuerzo" que se genera en cada rincón de la geografía nacional, por lo que compartió que "siempre es un motivo de alegría poder integrar al norte y a la Patagonia, dos realidades muy distintas, pero que finalmente son parte de esa periferia de la Argentina central que ya no se puede tolerar más".

"Los chaqueños no son ciudadanos de segunda, son argentinos que merecen la atención que cualquier argentino merece", aseguró el Jede de Estado al tiempo que apuntó: "No se soporta más un sistema económico que deja al margen a tantos. El país ya no puede esperar más, y esto lo digo para que construyamos una Argentina con una lógica distinta".

Por eso, Fernández recordó: "Nuestro principal objetivo es favorecer la producción y el trabajo".

Antes de concluir, el Presidente expresó: "Ojalá la Argentina estuviera llena de ciudades de Buenos Aires, pero tenemos una y el resto del país es un país que espera", y por eso pidió: "Construyamos el país con una lógica diferente, hagámoslo entre todos y, como dice el Papa en una frase que le he robado con su permido, aquí nadie se salva solo".

Además, durante el acto en la Residencia de Olivos del que participó también el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el presidente Alberto Fernández defendió el acceso a la conectividad y al conocimiento en todo el país ya que "no hay servicio público más importante en el siglo XXI que el acceso a internet", según dijo al encabezar la firma de convenios con el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich.

"Las sociedades ricas de hoy en día no son las que tienen petróleo, oro o plata sino que son las que tienen conocimiento. Por eso, poder acceder a Internet es poder acceder a conocer, a saber, a aprender y a comunicarse", expresó.

Además, dijo que celebra la extensión de la fibra óptica que se está realizando en Chaco porque "Internet es el modo informarnos y que se extienda por la Argentina es muy importante, mal que le pese a unos y aunque algunos no crean que eso es un servicio público".

Por su parte, el gobernador Capitanich agradeció al Presidente la firma de los convenios para la concreción de importantes obras públicas en el Gran Resistencia y destacó que "esto es una reivindicación histórica" para los chaqueños en un proceso en el que "Argentina se pone de pie en los territorios históricamente abandonados".

Según señaló las obras de refuncionalización del acceso terrestre al puerto de Barranqueras, calles laterales y playa de estacionamiento de camiones demandará una inversión de 604 millones de pesos, en tanto que la construcción de 101 viviendas en el barrio Toba tendrá una inversión de 290 millones de pesos con un plazo de obra de 14 meses.

Télam

Te puede interesar