EL MAS CERRÓ CAMPAÑA ELECTORAL Y VATICINA UN AMPLIO TRIÚNFO EL PRÓXIMO DOMINGO

El Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), que promueve como presidente a Luis Arce, cerró campaña en Cochabamba, con un multitudinario acto donde vaticinaron la victoria electoral en primera vuelta en Bolivia, que se encuentra sumida en una profunda crisis económica, social y política, tras el golpe de Estado del año pasado propiciado por los partidos neoliberales.
foto%2Bblog

El binomio presidencial del Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), Luis Arce y David Choquehuanca, cerró campaña en Cochabamba, con un multitudinario acto en el estadio municipal de Sacaba, donde vaticinaron la victoria electoral en primera vuelta por la liberación de Bolivia, sumida en una profunda crisis económica, social y política, tras el golpe de Estado del año pasado propiciado por los partidos neoliberales.

La población cochabambina se congregó en Sacaba, municipio que se pintó de azul con banderas del MAS que flamearon al ritmo de la música, que acompañó el cierre de campaña en esa región donde, en noviembre pasado, se registró una masacre perpetrada por el gobierno de facto de Jeanine Añez, que cobró la vida de 12 personas y una centena de heridos.

"El 18 tenemos el gran desafío y la responsabilidad histórica, especialmente nuestros jóvenes, de recuperar el camino del desarrollo hacia el progreso que solo el MAS puede ofrecer a todo el pueblo boliviano. Este 18 de octubre iremos a votar por la liberación de Bolivia, iremos a ganar las elecciones”, manifestó Arce en un encendido discurso que fue matizado por vítores y aplausos de miles de personas congregadas.

El aspirante a la silla presidencial aseveró que el binomio del pueblo ganará las elecciones generales no por un capricho sino porque es la respuesta a las necesidades de la población, por lo que demandó hacer respetar el voto popular en las urnas para garantizar la victoria en primera vuelta.

Con un contúndete apoyo que retumbó las calles aledañas del estadio municipal de Sacaba, Arce anunció una victoria con más del 50% de los votos porque el pueblo sabe la diferencia entre un gobierno del MAS y de derecha, por lo que –a su juicio- “no se dejará llevar por cantos de sirenas de partidos de derecha que lo único que quieren es defender los intereses de grupos”.

“Con el voto útil no se come, no se da empleos, no se tiene ingresos, no se recupera la educación, no se recupera la salud. El país no necesita a nadie que gobierne desde las redes sociales, poniendo banderitas en el poste (…) nosotros necesitamos al pueblo en el gobierno”, refrendó.

En ese marco, Arce sostuvo que el MAS gobernará para todos bajo la consigna de la “unidad”. “Hemos recuperado derechos para los indígenas y los recursos naturales. Ahora nos queda el camino de la recuperación de la democracia, la patria y de todo el país”, dijo.

Por su parte, el candidato vicepresidencial ratificó que el 18 de octubre, el MAS recuperará la democracia “de manera pacífica, sin violencia, sin enfrentamientos y sin pelearnos entre nosotros”.

“El 18 de octubre vamos a ir, desde muy temprano, a votar con mucha esperanza, sabiendo que la democracia ese día va a ganar, el pueblo va a aganar. Tenemos que recuperar la tranquilidad de los bolivianos, ese día vamos a votar con el corazón”, afirmó.

De asumir la conducción del país, el candidato presidencial por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce Catacora, aseguró que su primera acción será pagar el Bono Contra el Hambre, pago que consiste en la entrega de Bs 1.000 a cada boliviano con el objetivo de reactivar la economía interna del país.

“Esta medida, aseveró en entrevista con Red Uno de Cochabamba, se debe a que no hay circulante y se paralizaron o bajaron las ventas, producto la crisis económica generada por el actual gobierno de facto que generó una decresión del 8% en la economía nacional y una tasa de desempleo que bordea el 12%, estadísticas que tienden a empeorar mientras pase más tiempo.

“El Bono Contra el Hambre, si no lo paga este gobierno, inmediatamente entremos al gobierno vamos a pagar este bono porque es una necesidad para reactivar la demanda interna”, manifestó Arce Catacora.

El Bono contra el Hambre es una iniciativa que impulsó el MAS desde la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) y que ya fue sancionada, pero que el gobierno de Jeanine Añez, que representa a los gobiernos de derecha, se niega a pagarlo bajo falsas premisas de falta de recursos económicos, pese a que gestiona créditos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) de $us 330 millones sin especificar a dónde irán esos recursos.

En los 14 años de gestión del MAS, se generaron una serie de políticas sociales destinadas principalmente a las familias más necesitadas del país que, además de los bonos, consisten en la entrega de subsidios, atención médica gratuita para mujeres embarazadas, bono a los mejores bachilleres, Servicio Universal de Salud (SUS), entre muchas otras.

Por otra parte, Arce reiteró que Cochabamba se convertirá en un departamento industrializador donde se construirá una de las dos industrias de diésel ecológico que estará destinado a generar combustible orgánico en favor de los productores de alimentos.

“La industria en Cochabamba ha caído, lo que planteamos es el proceso industrializador que se tenía con una premisa fundamental de sustituir importaciones, incentivar la manufactura que produzca bienes finales que compita con bienes extranjeros”, complementó Arce, pese a que su entrevista fue cortada bruscamente por el canal.

Te puede interesar