EL SALARIO MÍNIMO SUBIRÁ SÓLO 2.000 PESOS EN TODO EL AÑO

El Salario Mínimo, Vital y Móvil, que regula las pautas salariales generales, subirá en este último trimestre del año 18.900 pesos, lo que representa un pobre 12% de aumento para los sectores más castigados de la población y se ubica a 26.000 pesos de la Canasta Básica del Indec. Así, se consolida una política de licuación salarial a través de la devaluación. Argentina pasa a ocupar los últimos puestos en Latinoamérica con sólo 189 dólares.
foto%2Bblog

Desde octubre de 2019, el salario mínimo, vital y móvil es de 16.875 pesos, y es el piso que se toma para definir los convenios de salarios básicos, que por lo general se ubican entre 10 y 12 por ciento por encima.

En la jornada de ayer, el Gobierno arregló con los empresarios un aumento de 28% en el salario mínimo, en tres cuotas, bajo la condición de renegociar a partir de marzo a la luz de la evolución inflacionaria. Se trata del acuerdo que dejará plasmado el plenario del Consejo del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, que delibera en el Ministerio de Trabajo con la participación de la CGT, las dos CTA y las principales cámaras empresarias.

El ajuste en el piso de ingresos formales tendrá impacto en unos 300 mil trabajadores no alcanzados por convenios colectivos, y también en 580 mil planes sociales y alrededor de 2 millones de subsidios salariales ATP anclados a la misma variable.

La suba se dará en tres etapas: el 12% con los sueldos de octubre, 10% con los de diciembre y el 6% restante, en marzo. Así el piso salarial aumentará de los actuales 16.875 pesos a $ 18.900, a $ 20.587,50, y a 21.600 pesos al final del proceso.

Será la primera vez, desde que se reanudó la institución del Consejo del Salario en el mandato de Néstor Kirchner, que el acuerdo queda sujeto a una revisión con vistas al segundo semestre de aplicación. Fue el mecanismo que encontró la administración de Alberto Fernández para que los gremios aceptaran un ajuste por debajo de la inflación interanual de los últimos doce meses (de hecho, entre 2018 y 2019 el salario mínimo acumuló un desfasaje de 40 puntos porcentuales) y también de la variación prevista del costo de vida hasta fin de año.

Con estas definiciones, tomadas entres los solidarios empresarios del capitalismo nacional y dirigentes sindicales, el Salario Mínimo, Vital y Móvil se ubica, en valor dólar, entre los 114 dólares (valor de las transacciones ilegales), los 189 dólares (valor oficial más impuesto del 30%), o 233 al valor oficial (sin recargo alguno). Estos números ubican a nuestro país en los últimos puestos en cuanto Salario Mínimo, ya se ubica por detrás de Uruguay, Ecuador, Chile, Paraguay, Bolivia, Perú, Colombia, Brasil.

En el año 2015, el Salario Mínimo de nuestro país era de 589 dólares (si se tomaba el valor de transacciones ilegales, era de 450 dólares) y se ubicaba en el primer puesto nivel latinoamericano. Desde la administración de Mauricio Macri, el salario base se fue debilitando hasta ocupar los últimos lugares de la lista, hecho que se vuelve a confirmar.

En cinco años, los solidarios empresarios del capitalismo nacional lograron ajustar su costo laboral cerca del 60 por ciento. Eso implica un fuerte ajuste sobre la capacidad de consumo de la masa trabajadora.

Te puede interesar